Banktrack

Qué es el pasivo corriente y cómo diferenciarlo del pasivo no corriente

Carlos P.8 jul 2024
pasivo corriente

¿Conoces el significado de pasivo corriente y sus implicaciones? 

El mundo de las finanzas no es fácil. Y comprender su jerga, muchas veces, es peor. 

Pero entender el significado de conceptos como el pasivo corriente y no corriente, es tan importante como que a partir de estos podrás diferenciar entre una operación fluida o una crisis de liquidez en tu negocio.

Cuando hablamos de pasivo corriente, nos referimos a las obligaciones financieras que una organización tiene que saldar en menos de un año.


Para ayudarte, en este artículo, explicaremos en detalle este concepto, su importancia, y como las empresas pueden gestionarlo de manera eficiente para asegurar su solvencia.

¿Qué es el pasivo corriente? 

El pasivo corriente o pasivo a corto plazo son todas las deudas que tiene una empresa y debe saldar en un año o menos. Están dentro del balance de situación. 

Sus principales componentes son las facturas y deudas pendientes, los préstamos a corto plazo, salarios y sueldos por pagar, impuesto, gastos acumulados o dividendos.

Estos pasivos corrientes se suelen liquidar con activos corrientes, que son los recursos que una empresa espera convertir en efectivo, se vendan o utilicen dentro de un año en el ciclo operativo normal de la empresa

Estos activos son muy necesarios para la operación diaria de la empresa, puesto que proporcionan liquidez necesaria para cubrir los pasivos corrientes y otros gastos inmediatos. 

La diferencia que hay entre los activos corrientes y los pasivos corrientes se llama working capital o fondo de maniobra, y refleja la capacidad económica que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

Si este es positivo, quiere decir que la empresa tiene liquidez suficiente para hacer frente a gastos inmediatos.

¿Sabías que con Banktrack puedes tener todo esto bajo control?

Tan sencillo como que podrás visualizar todos tus gastos e ingresos en tiempo real y categorizados en una misma plataforma. 

Con nuestro software podrás crear previsiones fijas y dinámicas en base a tu historial de ingresos y gastos de meses anteriores. 

De esta manera gestionarás eficazmente todas tus finanzas.

Al usar Banktrack, también puedes diferenciar claramente entre tus pasivos corrientes y no corrientes. 

Esto te permite mantener un control preciso sobre tus obligaciones financieras a corto y largo plazo. 

Los pasivos corrientes, que incluyen deudas y obligaciones a pagar en el próximo año, y los pasivos no corrientes, que son compromisos a largo plazo, estarán siempre visibles y organizados. 

Así, podrás anticipar pagos, planificar mejor tu presupuesto y asegurar que todas tus responsabilidades financieras estén siempre en orden.

Suena bien, ¿verdad? Te ofrecemos una demo gratuita donde podrás ver como Banktrack te ayudará en la gestión de tu negocio y que lo puedas comprobar tú mismo.

Prueba Banktrack GRATIS
Conecta todos tus bancos y recibe informes configurables y alertas inteligentes en tu canal favorito
Crear cuenta AHORA

¿Para qué sirve el pasivo corriente?

El pasivo corriente te da, en definitiva, el conocimiento de tus gastos a corto plazo y la oportunidad de anticiparte y poder gestionarlos de manera eficiente. Gracias a ello podrás:

  1. Garantizar la continuidad operativa: proporcionando los fondos necesarios para cubrir las obligaciones operativas diarias, como pagar proveedores y empleados, asegurando así que la empresa pueda funcionar sin interrupciones.
  2. Optimizar tu liquidez: manteniendo un nivel adecuado de activos corrientes frente a pasivos corrientes para asegurar que la empresa tenga suficiente liquidez y pueda responder rápidamente a oportunidades de negocio y necesidades financieras urgentes.
  3. Reducir el riesgo de insolvencia: asegurando que la empresa tenga los recursos financieros necesarios para cumplir con sus obligaciones financieras a corto plazo, evitando así problemas financieros graves.
  4. Facilitar la planificación financiera: proporcionando una base sólida para la planificación financiera al permitir a la empresa prever y gestionar eficazmente los flujos de efectivo y los pagos futuros, optimizando así la gestión de recursos y la toma de decisiones estratégicas.
gestion de los gastos

Clasificación del pasivo corriente

El pasivo corriente se clasifica de la siguiente manera: 

  1. Proveedores: obligaciones financieras con proveedores por bienes o servicios recibidos.
  2. Acreedores diversos: deudas a corto plazo con diferentes acreedores que no son proveedores específicos.
  3. Impuestos: obligaciones tributarias que deben ser liquidadas en el corto plazo, como impuestos sobre la renta y el IVA.
  4. Pasivos diferidos a corto plazo: obligaciones diferidas que deben ser pagadas en el corto plazo, como ingresos recibidos por anticipado.
  5. Provisiones a corto plazo: montos estimados para cubrir obligaciones futuras conocidas o contingencias que pueden surgir en el corto plazo.
  6. Porción a corto plazo de la deuda pública a largo plazo: parte de la deuda pública que debe ser pagada en el corto plazo, a pesar de que la deuda en sí misma es a largo plazo.

Cómo se calcula el pasivo corriente

Las empresas emplean el pasivo corriente para evaluar su capacidad de cumplir con las obligaciones financieras a corto plazo. 

Pasivo = activo - capital

Para obtener el pasivo habría que restar el activo (bienes/dinero que posee la empresa) al capital contable (recursos que pertenecen a los socios y accionistas para financiar las operaciones de la empresa)

Diferencias entre pasivo corriente y no corriente 

El pasivo no corriente se refiere a todas las deudas que una empresa debe pagar en un plazo mayor a un año. Estos pueden ser los préstamos a largo plazo, bonos por pagar, obligaciones de arrendamiento financiero, provisiones a largo plazo o deudas fiscales diferidas. 

El pasivo no corriente es importante por varias razones: 

  1. Evaluación de la solvencia: proporciona una visión de las obligaciones financieras a largo plazo.
  2. Planificación financiera: ayuda a planificar los recursos financieros a largo plazo.
  3. Estructura del capital: junto con el patrimonio neto, el pasivo no corriente forma parte de la estructura de capital de la empresa, influyendo en las decisiones relacionadas con la financiación y la inversión a largo plazo.
  4. Indicadores financieros: contribuye al cálculo de indicadores financieros clave, como el ratio de endeudamiento a largo plazo, que es crucial para la toma de decisiones de inversores y acreedores.

¿Es lo mismo pasivo exigible que pasivo corriente?

No, pasivo exigible no es lo mismo que pasivo corriente.

El pasivo exigible se refiere a todas las deudas y obligaciones que tiene una empresa, a corto y largo plazo. Es decir, es la suma del pasivo corriente y el pasivo no corriente.

Por lo tanto, el pasivo corriente sería una categoría específica dentro del pasivo exigible.

¿Entiendes ahora la diferencia? cada paso cuenta, y ahora estás a un paso mas de aprender a dominar tus números.

Y si quieres hacerlo mas fácil, nuestro software te ayudará a simplificar aún mas tus finanzas para que puedas dedicar mas tiempo al crecimiento de tu negocio.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Banktrack

Qué es el Patrimonio Neto y Cómo Calcularlo

¿Sabes cuál es tu patrimonio neto? Te explicamos todo lo que debes saber para tomar mejores decisiones informadas sobre tu futuro.
Carlos P.-21 jun 2024
Empresa

Banktrack te explica: Definición y Cálculo del Cashflow

Aprenda qué es el cashflow, cómo se calcula y qué estrategias utilizar para mejorar tu flujo de caja.
Eva C.-26 oct 2023
Dashboard financiero

Pruébalo ahora con tus datos

  • Tu cuenta gratis en 2 minutos
  • Sin tarjeta de crédito